lunes, 3 de marzo de 2014


OFICINA DE MULHERES CRIATIVAS
Fafe (Portugal) Febrero 2014
Impartida por Antonia Bueno

Hacía tanto frío en las calles de Fafe, que era maravilloso refugiarse en un bonito café, como el “Doce Abrigo”, coqueto local situado en la rua Mayor Miguel Ferreira, frente a la Casa de Cultura, regentado por Jorge Costa, donde a mediodía tomábamos nuestro “almoço” y por la noche nuestro “jantar”.  

   
Cómo imaginar que con esa inclemencia atmosférica, casi 40 mujeres de las más diversas edades, desde los 14 a los 70 años, iban a acudir cada noche, de 21 a 23 horas, al taller impartido por mí en la freguesía de Antimes, barrio próximo al núcleo central de Fafe.
Pues allí estuvimos ellas y yo, reunidas en un local con aspecto de salón de baile popular, que incluía guirnaldas, escenario y pilas de sillas, aguardando los variopintos acontecimientos que tienen lugar habitualmente: coros, bailes, teatro...

Mi proyecto partía de trabajar el propio cuerpo de mujer como base de la acción teatral; a partir de ahí, conectar el cuerpo con el espacio, con el cuerpo de las otras mujeres, con el ritmo de la música, con las sugerencias de ejercicios, con intencionalidades… Todo ello, en busca de la mayor expresividad con el menor derroche energético, algo diametralmente opuesto a lo que solemos hacer de forma cotidiana.

Intentaba transmitir el sentido del Teatro como Metáfora Poética. Mis propuestas iban en busca de lo “extracotidiano”, partiendo del juego dramático, para desembocar en la gestión de conflictos aprovechando las herramientas teatrales.
Mis alumnas se lanzaron sin dudas ni prejuicios a los juegos que yo les iba proponiendo. Danzaron, hicieron travesuras de “meninas”, cantaron, se sintieron gatas desperezándose o panteras recorriendo la jungla en busca de alimento. También reflexionamos, analizamos. Y sobre todo, creamos energía grupal.

La última sesión se dedicó a que ellas mostraran sus cantos y bailes tradicionales.
Y el taller se cerró con una proyección audiovisual de la asociación que presido: DONESenART. Intenté transmitir la eficacia del movimiento asociativo y el efecto multiplicador, creando redes.

Mi valoración de esta experiencia es altamente satisfactoria. Una de las cosas que me gustó particularmente de este taller fue su carácter intergeneracional, sin ningún tipo de restricciones ni prejuicios por parte de las jóvenes en cuanto a compartir su energía y sus juegos teatrales con aquellas otras mujeres que podrían ser perfectamente sus madres o incluso sus abuelas, algo que no he encontrado con tanta facilidad en España.

Las mujeres de Fafe quedaron encantadas con esta “oficina” y han mostrado su voluntad de seguir reuniéndose e incluso crear una asociación de Mujeres, a través de la cual tender redes con otras asociaciones portuguesas, españolas y europeas en general.

No hay comentarios: